Facebook Twitter Google +1     Admin


LAS VIOLETAS, ENTRE JUANICÓ Y CANELONES

20070611023633-las-violetas.jpg

           Permítanme una somera ilustración histórica, siendo dable compartir aquellos hechos históricos circundante a la entonces “Estancia de la Capilla” –que fuera adjudicada por la Corona Española a Juan Cufré de Arce (1730-59)-, dicha suerte de estancia era de ½ legua de frente por 1 y ½ de largo, es decir, unas 2.700 cuadras.  En éstas, se encontraban comprendidos los campos regados por la Cañada de Las Violetas, siendo éstos linderos -hacia el sur- con la estancia perteneciente de Tomás Villanueva y Leonor Aquino (1750) (campos que, 80 años después, comprara Francisco Juanicó en sociedad con Andrés Cavaillón).      

     Precisamente, en 1830 Juanicó y Cavaillón adquieren las tierras ubicadas al Norte del Camino Al Gigante cuyos límites con la Villa Guadalupe lo constituían su ejido hasta el Paraje de Margat; por el Oeste, la Cañada de Etchevarría sirviendo de límites para los campos de Juanicó. Por tanto, la colonia de chacras que se fue conformando a partir de finales del siglo XVIII –conocida como “Las Violetas”, en la actualidad- hubo de perder, en parte, sus lazos dominiales con la “Estancia de la Capilla”, para adquirir unos nuevos.        

  Sin perjuicio de ello, algunas de las chacras emplazadas hacia el sur de la Capilla de Guadalupe –las que, generalmente, pertenecían a vecinos de esta Villa- generaron su propio proceso dominial (es oportuno señalar que, muchas de las actuales familias que se radican en Las Violetas, han heredado de sus mayores sus respectivas propiedades, por casi 100 años ininterrumpidos).     

   A no ser por esa especial situación de estas chacras, el entorno de la fracción de aquella “Estancia de la Capilla” perteneció –en el siguiente orden- a: Tomás López y Leonor Aquino (1755 – 1762), Antonio Massen (1762-1825), Andrés Cavaillón (1825-1853), Francisco Juanicó (1830-1845), a partir de este año -1845- con el fallecimiento de Juanicó, su hijo Cándido toma posesión de los bienes de su padre hasta el año de 1884, un año más tarde, se constituye el Cortijo Juanicó administrado por uno de los yernos del Dr. Cándido Juanicó: Luis Lerena Lenguas.     

 Por tanto, con este pantallazo sobre la relación y yuxtaposición de procesos dominiales, que se han dado en el tiempo de la formación de las comunidades que se formaron a partir de la iniciación del proceso fundacional de Villa Nuestra Señora Guadalupe de los Canelones (hoy, ciudad de Canelones), por una parte, y el proceso de la hoy, Villa Juanicó: son, dos centros poblados identificables en el mapa histórico y geográfico del departamento, a nuestro modesto decir.      

Es bueno precisar a esta altura que, no sólo Canelones y Juanicó, se visualizan como localidades distintas y autónomas –las que, muchas cosas las unen: lazos culturales, sociales, filiales, institucionales, económicos y productivos se estrechan tanto como esos tres caminos (los hoy denominados: Albérico Passadore, Las Violetas -Cont. Camino Fúster-,  Estados Unidos de América), se han erigido en un vaso comunicante para toda esta región, juanicoense por adopción, desde fines del siglo XIX. Es que estos tres corredores rurales servían para la fácil comunicación de los habitantes de la Villa, los que, en tiempo de la adjudicación de los solares, eran acreedores de una fracción de chacra, destinada ella a la colonización de aquellos campos. Ejemplo de ello, han sido muchas familias canarias y gallegas que, predominantemente, se afincaron en estos lares; alguno de estos fue, el caso de uno de los independentistas que se sumó a la gesta libertadora de 1825, me refiero a Andrés Cheveste (vecino de la Villa, y también, de Las Violetas), habría heredado de su padre esa propiedad.             

  Por las lomas de Las Violetas, surcó esa histórica caravana de orientales seguidores del Jefe de la Revolución Oriental  (Octubre de 1812), me refiero al Éxodo del Pueblo Oriental; en esas mismas lomas, se ha labrado y trillado la tierra, produciendo vinos finos –a principios del siglo XX: Bartora (1918)- así como los Viñedos Santa Rosa S.A. –de la firma Passadore, Carrau y  Mutio(a partir de la década de 1940)-. Más al Sur, precisamente a la altura de las nacientes de la cañada escoltada por las flores que le dio  nombre, no sólo a ese curso fluvial, sino a esta región floreciente de progreso, en la que tuvo lugar una de las mayores explotaciones de ganado caprino, chivas, en particular (esa zona juanicoense vecina de Las Violetas, fue bautizada como “La Chivera”); fueron propiedad en su tiempo,  uno de los Orientales legatarios del Ideario Artiguista, el Brig. Gral. Juan Antonio Lavalleja –el Libertador-, más tarde, esos campos pertenecerían al ilustre canario: Dr. Francisco Soca.  Si bien, esta otra zona se liga hasta confundirse, en parte, con el hermano Paraje “El Tropezón”, es necesario traer a colación  estos campos fronterizos con el pago de Los Cerrillos, a efectos de instalarnos la idea conceptual de que esta región comparte un rico pasado, un presente que atesora ese potencial histórico que nos impulsa hacia un futuro que debe nutrirse con las mejores raíces de estas comarcas.       

  El segundo elemento histórico, se instala en el presente, justo en el tiempo de estas celebraciones locales por el 225º Aniversario de la Iniciación del Proceso Fundacional de la Villa Nuestra Señora de Guadalupe de los Canelones,  donde se aprecia cierto interés de acercarse a ese remoto origen fundacional de aquellas chacras de la Estancia de la Capilla. Lo cual no debería socavar a la identidad juanicoense que se ha instalado en Las Violetas, desde finales del siglo XIX; acentuado ello, con la fundación del Club Atlético Juanicó (octubre de 1923) ya que muchos jóvenes de los pagos de Las Violetas practicaron este hegemónico deporte, adoptando como amor suyo en el fútbol, a los actuales colores rojo y negro; sucedió lo mismo,  con la creación de la Capilla Sta. Teresita del Niño Jesús (en diciembre de 1930), ya que muchos de sus feligreses –residentes en aquellas chacras- optaron por practicar el culto cristiano en este nuevo templo ubicado en el viejo Camino Nacional (hoy la Ruta 5), y aún más con la instalación del Colegio Sta Teresita del Niño Jesús (1967), la creación de la Parroquia (en 1970), la construcción del Gimnasio Juanicó (1972). Estos son algunos ejemplos históricos de acercamiento e identificación de los violentenses con Juanicó, y viceversa; todo sucedió a medida que este pequeño poblado recreado en el entorno de la homónima Estación,  fue ganando servicios públicos y sociales, gracias a ellos los lazos entre las dos regiones se hicieron  cada vez más fuertes.      

  Por esto, creemos necesario que en cada congregación comunitaria de la gran comarca juanicoense, sus vecinos y las expresiones asociativas que se han instalado en cada rincón de esta vastísima región de Canelones, reencuentren sus lazos filiales que se han tramado desde antes de la iniciación del proceso fundacional de Juanicó. La vocación debe ser de reencuentro, trasvasando a toda la comarca, desde Rincón del Gigante y Camino Dodera hasta Las Violetas, desde la actual Villa Guadalupe hasta Albatros y San Isidro; para ello, se han propuesto exitosas propuestas cívicas y culturales como ya se está logrando visualizar en cada 1º de abril, ocasión para rendirle homenaje a la identidad juanicoense.

Martes, 05 de Junio de 2007 18:04. Autor: fernando.luquez@hotmail.com Dr. Fernando Lúquez #. Historia

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: m.carmen

jijij

Fecha: 05/04/2009 10:00.


gravatar.comAutor: bf

juajuajuaaaaa

Fecha: 16/04/2010 22:02.


gravatar.comAutor: Juan Carlos

Tenes mal los datos de Juan Jufré de Arce, no es Cufré y tambien está mal la fecha de nacimiento y fallecimiento.

Fecha: 06/05/2010 13:41.


gravatar.comAutor: miguel torres

yo naci y me crie en la chivera,aunque ya hace mas de 35 años que me fui a Canelones, me siento orgulloso de haber tenido mi niñes en ese pago

Fecha: 28/07/2010 15:52.


gravatar.comAutor: Prof. Carmen Sandro.

Hola: El artículo es antiguo pero me interesa por que estoy buscando información sobre la ruta del éxodo por la zona del arroyo de las Brujas chico y me encuentro con este artículo, muy interesante por ecierto, donde se señala en una frase por las cuchillas de las violetas o algo así pasaron las familias del éxodo...¿ de dónde sacó esa información? ¿ Tienen algún croquis o dato de que fue por allí? Qué fuente utilizó para señalar ese dato? me gustaría recibir respuesta por mi correo. Gracias. Carmen

Fecha: 21/01/2011 17:40.


gravatar.comAutor: ruben rodríguez grenni

como te decía ayer en breve comentario Fernando muy bueno tu comentario sobre Joanicó y Sta. Teresita, entre 1934 o 35 hasta 1948 en el día de la Santa, mi madre Leila Grenni iba a pie hasta la Capilla desde Canelones ella y mi Abuela Tita Basso Bacigalupe muy devoas de la Sta. abrazos Ruben.

Fecha: 19/11/2012 22:19.


Añadir un comentario



No será mostrado.







Villa JUANICÓ (Canelones - Uruguay)

Villa Juanicó - Fundada el 1º de abril de 1872 - Canelones -Uruguay

Temas

Archivos

Enlaces


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris